VIAJE EXPEDICIÓN ASTURIANA OLIMPIADA NACIONAL DE FÍSICA 2012 (BILBAO – UPV)

Llegamos a Bilbao el viernes por la tarde. El hotel “de concentración” era una vorágine de olímpicos procedentes de todas partes de España. Las caras nuevas se sucedían con tanta velocidad que era casi imposible asociarlas a sus nombres y lugares de origen sin equivocarse. Después de cenar, nos fuimos a descansar, pues debíamos estar frescos para la maratón que nos esperaba al día siguiente.

El sábado por la mañana partimos en tres autobuses hacia la Facultad de Ciencias de la Universidad del País Vasco, anfitriona de la Olimpiada. Después de una breve bienvenida, acompañada de las pautas básicas de funcionamiento, dio comienzo la prueba experimental, que consistía en calcular la constante de Planck (h) a partir de la tensión umbral de una colección de LEDs de diferentes colores; fueron cuatro horas de ardua batalla, durante las que varios fusibles resultaron heridos de gravedad. Tras una breve pausa para reponer fuerzas en la cafetería, pasamos a la prueba teórica, consistente en tres problemas referidos, respectivamente, a la cinemática de un saltador de esquí, un electrómetro para medir la radiación terrestre y un giróscopo interferencial de fibra óptica (Pronto todas las pruebas con sus correspondientes soluciones estarán colgadas en la Web de la real sociedad de física: www.rsef.org/oef).

 

Esa noche, nos dimos una merecida tregua y, aunque se notaba el cansancio acumulado, salimos a conocer la noche bilbaína con nuestros compañeros.

 

La mañana del domingo la dedicamos a recorrer Bilbao; fuimos en metro hasta la desembocadura de la Ría, paseamos por el barrio de Getxo hasta el Puerto Viejo y admiramos el puente colgante de Portugalete, inaugurado en 1893 y reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

 

 

Por la tarde, visitamos el museo Guggenheim que, aunque en su interior alberga importantes colecciones de arte contemporáneo, nos impresionó por su imponente estructura de titanio, diseñada por el fís… ¡arquitecto! Frank Gehry.

 

 

Aunque esa noche los nervios nos complicaron conciliar el sueño, el lunes nos levantamos deseosos de conocer por fin los resultados de la prueba. Al final del acto de entrega de premios, presidido por diversas autoridades, entre las que se encontraban los responsables de la Facultad de Ciencias y de la Universidad del País Vasco, los organizadores de la Olimpiada y la presidenta de la Real Sociedad de Física, se fueron desvelando, poco a poco y en orden ascendente, los ganadores, hasta llegar al momento culminante en que sabríamos quiénes nos representarían en las Olimpiadas Internacional e Iberoamericana. ¡Y cuál fue nuestra sorpresa y alegría al saber que David se contaba entre los primeros (http://www.lne.es/gijon/2012/04/24/alumno-jovellanos-logra-medalla-oro-olimpiada-nacional-fisica/1232059.html) y que Alejandro también había obtenido una mención de honor! Como tantas emociones seguidas nos habían abierto el apetito, nos sirvieron un vino español, con abundantes pinchos y pasteles. Después, nos despedimos de nuestros compañeros y nos dispusimos a emprender el viaje de vuelta a casa.

 

Han sido tres días llenos de esfuerzo, emoción y nuevas experiencias, así que muchas gracias a todos por compartirlos con nosotros, enhorabuena a los tres, porque haber representado a Asturias en esta Olimpiada era ya un gran éxito, ¡Y mucha suerte en Tallín, David! ;)

The latex motor

Motor¿Alguna vez has imaginado construir un motor a partir de unos guantes de látex? Los profesores de física Ludwig Eidenberger y Harald Gollner, y sus estudiantes Florian Altendorfer y Christoph, han demostrado que es posible aprovechando los procesos termodinámicos reversibles en finas capas de látex.

Tenéis toda la información en la web oficial (en inglés).

Imagen cortesía del equipo del motor de látex.